sábado, 31 de enero de 2009

Piedras - Rodocrosita


Origen:
La rodocrosita es una gema matiza de color entre rosa y salmón. Su nombre es griego y significa "rojo rosa". También se la conoce como rosa de los incas, porque se encuentra en las minas abandonadas de los incas. Los principales proveedores de rodocrosita son Argentina y el Estado norteamericano de Colorado. Es una piedra blanda, con un grado de dureza de 4 en la escala de Mohs, y su color está causado por el manganeso, como ocurre con el color del cuarzo rosa.

Usos mágicos:
Esta bella piedra rosada se lleva o se usa para tener mayor energía en momentos de extrema actividad física. También seda las emociones y el cuerpo, quitándole las tensiones. Para un baño relajante, añada un trozo de rodocrosita a la bañera o lleve puesta la piedra durante el baño. Mientras que esto puede parecer opuesto al primer uso mágico que se explica aquí, recuerde que el cargar la piedra es lo que la pone en armonía con su necesidad mágica. La rodocrosita también se lleva para atraer el amor.

Usos curativos:
La rodocrosita es una piedra sanadora, conecta el corazón y el plexo solar. Esta piedra actúa sobre ambos Chacras para equilibrarlos, así como para equilibrar e integrar los tres niveles aurales y chacrales superiores con los tres inferiores. La esencia física de la mujer, los niveles inferiores del aura y los chacras, a menudo sufren las preocupaciones patriarcales por vivir sólo en la mente y el espíritu. Ésta es una división que no existía en los matriarcados, sino que se produjo como parte de la división de las dualidades en las religiones patriarcales, los intentos de separar a las mujeres de sus cuerpos y su poder interior. En la actualidad, las mujeres y el movimiento de espiritualidad femenina recuperan y evalúan de nuevo el cuerpo y las emociones, la matriz y la intuición, femeninas, reconocen que forman un todo con la mente y el espíritu. La salud y el bienestar de las mujeres depende de esta unidad, y la rodocrosita la estimula.
Es un potente transmisor de energía y campos aurales, un conductor eléctrico.
Mellie Uyldert considera esta piedra como un filtro protector, apropiado contra la confusión y los trastornos mentales, la incoherencia y la ansiedad, la recomienda a los videntes que desean reducir las vibraciones durante un tiempo para descansar, y la ve como una piedra del plano astral.
Para la curación del plexo solar y el corazón, use la rodocrosita para los atributos propios del corazón: aceptación, clarificación, perdón, elocuencia y pensamiento creativo, para experimentar y dar amor, para la liberación emocional y la apertura del centro del corazón. Es útil para la curación de las uñas, el pelo, la piel y los pies, contra parálisis y úlceras, esclerosis múltiple y la enfermedad de Parkinson, para el crecimiento y las hormonas relacionadas con el mismo (timo). En cuanto a los atributos del plexo solar, use la rodocrosita para los ojos y la vista, para eliminar toxinas de la sangre y el sistema digestivo, para el estreñimiento, el estímulo de la mente y el cerebro, la glándula pituitaria y secar la mucosidad excesiva en los pulmones y los senos frontales. La rodocrosita también es apropiada para abrir los chacras sanadores en las palmas de las manos. La piedra retiene energía y la dirige.
Katrina Raphaell sugiere el uso de la rodocrosita con la malaquita en la imposición de piedras, colocando ambas en la zona del plexo solar para dirigir energías desde los centros superiores a los inferiores. Esta autora emplea piezas de rodocrosita más pequeñas en los ojos para mejorar la visión, sobre todo contra las dolencias de los mismos y la visión que se caracterizan por "no querer ver". La piedra ayuda a la aceptación, interpretación y asimilación de lo que se ve. A medida que las mujeres entran más en contacto con sus cuerpos visibles e invisibles y aprenden a recuperar, amar y unificar todos los aspectos de su ser, la rodocrosita se convierte en una piedra cada vez más importante para la salud femenina.