jueves, 24 de mayo de 2007

Vampirismo


¿QUE SON LOS VAMPIROS?

"Neologismo creado a principios del siglo XIII, para designar a ciertos cadáveres, que supuestamente salían de sus tumbas para atormentar a los vivos y chuparles la sangre".

El poder de la sangre. La sangre, desde siempre, ha sido y es centro de nuestras vidas. Ella es base de muchas religiones, desde las más ancestrales, donde el corazón del difunto es cocinado y consumido por su ser más amado, hasta el cristianismo, donde sangre y cáliz, vino y sangre se transfiguran y ofrecen vida eterna, de ahí nuestra eterna fascinación por los vampiros.

Los vampiros han acompañado a los seres humanos desde el principio de los tiempos. Los egipcios temían a un pájaro "bebedor de sangre", al que consideraban la reencarnación de un inocente ajusticiado, que había adquirido esa forma para atacar durante las noches a los hijos de sus enemigos. Los antropólogos han localizado el origen de los vampiros en las enfermedades con pérdidas de sangre, que los antiguos le atribuían a seres diabólicos que atacaban durante la noche en busca del alimento que necesitaban para sobrevivir.

El nacimiento del primer vampiro, de acuerdo a una antigua leyenda, se debió a un sueño que tuvo Adán antes del nacimiento de Eva. En el transcurso del mismo, deseó intensamente una compañía femenina y se sintió repentinamente satisfecho. Este principio de vida que no pudo generar otra similar, se mantuvo en activo con una fuerza sobrehumana de supervivencia. En el momento que este germen de desesperación encontró un cadáver, surgió el primer vampiro.

En la Edad Media, la figura del vampiro ya estaba bien definida. Se lo consideraba o bien un espíritu de una persona fallecida o un cadáver reanimado que regresaba para absorber la vida de los vivos privándoles de la sangre, a fin de asegurar su propia supervivencia. La iglesia consideraba vampiros "latentes" a los que practicaban brujería o cualquier clase de magia; a los suicidas y excomulgados (expulsados del cristianismo); a los malditos y en general a los que quebrantaban la gran variedad de tabúes del cristianismo.

La creencia en los vampiros cobró un verdadero auge en el siglo XVIII en toda Europa. Se les llamó de diferentes formas en cada zona de Europa. Se les llamó nosferatu, upiers, oupieres, brucolaques, vlokoslak, vroucolacas, strigoiul, pero el que pegó más fué el de vampiros, proveniente del serbio vampir, que significa espectro o cadáver. Los diarios publicaban noticias sobre las apariciones sobre vampiros, ya sea en Polonia, Holanda, Rusia o Francia. Se decía que aparecían en la noche y que le chupaban la sangre a los vivos. A veces se encontraban ataúdes llenos de sangre, y al cadáver le salía sangre por la nariz. Generalmente, cuando se exhumaba el cadáver de un presunto vampiro y se detectaba que perdía sangre, estaba rosado, flexible y bien conservado, se estaba ante un vampiro. Cuando esto ocurría se levantaban informes judiciales y los quemaban.

La sangre es el factor dominante en los orígenes del vampiro mítico. Es natural que se produzca la muerte como consecuencia de la falta de sangre, no era ilógico pensar que alguien pudiera volver a la vida o prolongarla bebiéndola. En aquellos tiempos, no se conocía el pequeño detalle de los grupos sanguíneos incompatibles, ni la nimiedad del factor Rh.

HABILIDADES DE LOS VAMPIROS:

--Transformación: la mayoría de los vampiros tienen el poder para transformarse en un animal, que normalmente es un murciélago, rata, araña, lobo o cuervo. Muchos vampiros pueden transformar aún su cuerpo en una nube de niebla.

--Energía: otra habilidad típicamente entre vampiros es la energía y sentidos más agudos.

--Dominio: esta es la habilidad más rara de estas tres. La habilidad de convocar y dominar diferentes tipos de animales que principalmente son los mismos en que se convierten.

--El ataúd: casi todos los vampiros tienen que dormir en su ataúd durante el día. Originalmente se hizo el ataúd para que los animales no excarvaran arriba el cuerpo.

--Luz del Sol: casi todos los vampiros son muy sensibles a los rayos solares, muchos son debilitados por ellos y los daña, depende de la especie pero puede llegar a matarlos.

--Símbolos religiosos: en la mayoría de los casos, el símbolo no es suficiente para dañar a un vampiro, para que surta efecto el portador del símbolo, tal como la cruz, tiene que tener fe en el símbolo en que realmente lo puede dañar de otra forma no surtirá efecto. A veces no hace falta que el símbolo sea religioso.

--Ninguna reflexión: los vampiros no se pueden reflejar en los espejos. La razón es que dado que los vampiros están muertos, no tienen alma, consecuencia que no se pueden reflejar en los espejos. Más tarde la creencia de que los vampiros no aparacen en las fotos. Se puede matar a un vampiro por ponerlo directamente entre dos espejos.

--Agua corriente: los vampiros no pueden cruzar el agua en funcionamiento tales como ríos.



Atrás

2 comentarios:

Lestat dijo...

nunca habia leido esta version que presentas de los vampiros... Interesante.. Gracias

Nelson dijo...

Saludos;
He leído las paginas que se refieren a la religión wicca, te felicito muy buena; Haora quiero hacer mi aporte en cuanto al Vampirismo. Puedo decir que en realidad el vampirismo existe, pero no es la sangre lo que buscan sino la energía vital.
Antiguamente y popularizándose con la novela de Bran Stoker "Drácula", se usó la sangre como el medio de apoderarse de la vida de las personas dándoles cierta inmortalidad, la verdad es que es una representación de lo que es el robo de la energía vital, puedo decir también que algunos ritos realizados por grupos como el de sacrificar animales no es otra cosa que liberar su energía para ser utilizada por estos.
Las técnicas que se describen en este sitio para el control de la energía es muy bueno pero es bueno profundizar en lo que es el robo de energía que se aplica en muchas circunstancias. espero que mi comentario pueda ser útil. Saludos a todos