jueves, 16 de julio de 2009

Acerina o Hematite


También llamada: Piedra de Sangre

¿Porque se le conoce como piedra de Sangre? Es fácil, cuando esta piedra es cortada, su fino polvillo si entra en contacto con el agua hace que esta agarre un tilde rojizo.

Se usaba desde el antiguo Egipto, por ejemplo, en esta civilización se dejaban amuletos de esta piedra para facilitar a los muertos el paso de un mundo al otro. Los orientales en cambio, la consideraban una piedra de la suerte en lo referente a asuntos legales y para resguardarse de los demonios.

Es muy pesada debido a su alto contenido de hierro.

Lugares de extracción: Alpes, Italia, Suiza, Gran Bretaña, Francia, Rumania, Suecia, Canadá, Brasil, India y Australia.

Propiedades.

Como su nombre lo indica “Piedra de sangre” indica sus propiedades para sanar problemas relacionados con la sangre como hemorragias, anemias, etc. Y es favorable para aquellos órganos que filtran la sangre: hígado, bazo y riñones. También se la utiliza para enfermedades del sistema digestivo como así de tumores de mama, quistes ováricos y cánceres de próstata.

Alivia impurezas de la piel, espasmos, tensión en la nuca, dolor de espalda y migrañas. Es buen descongestivo, se aplica en gripes y resfríos. Y Regenera los tejidos, acelerando los procesos de recuperación de intervenciones quirúrgicas e inhibe cicatrices cuando son suavemente masajeadas con la piedra.

Afín al chakra cardíaco. El hematite rojo se utiliza sobre la chacra sexual y el hematite morado sobre el plexo base o raíz.


UTILIDAD, APLICACIONES Y PROPIEDADES CURATIVAS: Colocar un hematite engarzado colgando del cuello, para eliminar o prevenir el mal de ojo.Colocar un hematite durante diez minutos diarios en el centro de la frente (entre la cejas), acostados y en estado de relajación, para conseguir el equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu. Colocar un hematite durante diez minutos diarios en el centro del pecho a la altura del corazón, acostados y en estado de relajación, para prevenir o curar todo tipo de problemas de circulación sanguínea; de origen cardíaco y de los pulmones.Colocar un hematite sobre el ombligo, durante diez minutos diarios, acostados y en estado de relajación, para combatir o prevenir las enfermedades del aparato digestivo. Colocar un hematite en la coronilla sujeto con un pañuelo, durante diez minutos diarios, acostados en estado de relajación, para alcanzar el conocimiento de la pura verdad.Colocar un granate sobre la ingle izquierda, durante diez minutos diarios, acostados en estado de relajación, para eliminar los problemas localizados en la médula.